colectivo otras maneras de mirar

Somos un colectivo interdisciplinario que investiga, reflexiona y crea en torno a la ceguera, radicados en distintos territorios de Chile desde el año 2015.

El colectivo otras maneras de mirar nace el año 2015 impartiendo talleres de cine para personas adultas con ceguera y baja visión. En el año 2017 da estos mismos talleres para niños, niñas y jóvenes de Santiago y La Serena.

Durante los años 2016 y 2018 se realizan colaboraciones con cine para imaginar (https://www.cineparaimaginar.mx) y el laboratorio de lo (in)visible México (http://www.laboratoriodeloinvisible.com).

El año 2021 se imparte el taller experimental desde la ceguera ampliando la convocatoria para personas ciegas y no ciegas, en la idea de expandir campos y experiencias en base a la colaboración.

colectivo otras maneras de mirar

creaciones

Estos ejercicios audiovisuales son realizaciones creadas en talleres dictados por el colectivo otras maneras de mirar.

“He notado que muchas veces somos incapaces de ver aquello que está delante nuestro, a menos que esté dentro de un cuadro”

Abbas Kiarostami
Luz y sombras (2015)

Luz y sombras (2015)

Perspectivas Cardinales (2016)

Perspectivas Cardinales (2016)

Cortometrajes por niñas y niños (2017)

Cortometrajes por niñas y niños (2017)

ejercicios

Se invita a explorar de manera sensible estas practicas, con la idea de profundizar en la importancia de conectar con la percepción desde diversos ángulos y también en la convicción que la creatividad requiere de constancia, para expandirla a nuevas formas de vivir.

“El deseo de la imagen es, entonces, el trabajo de nuestra interioridad, que consiste en crear, a partir de cada una de nuestras miradas auténticas, un objeto posible y aceptable para nuestra memoria. Sólo vemos lo que conocemos: más allá de mi conocimiento, no hay vista. El deseo de imágenes consiste en la anticipación de nuestra memoria, y en el instinto óptico que desea apropiar para sí el esplendor del mundo: su luz y sus tinieblas.”

Evgen Bavcar

Ir a la ventana más cercana. Si se quiere, acudir con un dispositivo de registro (bitácora, teléfono celular, grabadora de audio), lo importante es, acudir con la memoria atenta, es decir, con la intención de registrar lo percibido poniendo la mayor atención posible. El tiempo de permanencia en la ventana deber ser del al menos 15 minutos. Si desea ampliar la experiencia puede acudir a la misma ventana a distintas horas del día.

Materiales: Dispositivos de registro auditivo o bitácora con lápiz.

ejercicio Ventana

Con una cuchara en la mano, y un plato al lado de la cama, dejar el plato en posición de modo que la cuchara, al tenderse en la cama, caiga sobre el plato. Sujetar la cuchara hasta dormirse (debería despertar al sonar la cuchara chocando con el plato). Se sugiere hacer por una semana, todas las noches este ejercicio.

Registrar la imagen que aparezcan al despertar (emociones, sensaciones, imagen visual, recuerdos, ficciones, etc ) en bitácora personal.

Realizar una carta auditiva de 30 segundos para ser enviada a una persona o un grupo, vía WhatsAPP. El relato de la carta debe contener la exponer la experiencia vivida al despertar con el ruido de la cuchara sobre el plato.

Materiales: cuchara, plato, dispositivo telefónico, bitácora auditiva o de papel.

ejercicio Carta auditiva

Tomar una posición cómoda en un lugar que te resulte agradable, ten a mano papeles y lápices de cualquier tipo. Ten cerca algún medio para reproducir música y enciéndela. Déjate llevar con los sonidos, libera tu mano y deja que se conecte con la musicalidad. Una vez que finalice la canción, toma un momento para escribir con palabras espontáneas aquello que fuiste sintiendo y puedes seguir con la siguiente canción.

Materiales: papeles diversos, lápices con distintas texturas y algún medio para escuchar canciones.

Sugerencia: No es relevante compartir los resultados de cada dibujo, ya que es un ejercicio que invita a explorar el placer de estar en solitario de un modo satisfactorio. Con respecto a la música es necesario escoger canciones que no escuchan habitualmente para que el cerebro se sorprenda y sea aún más diverso lo que vaya explorando.

ejercicio Dibujo

Tocar tu frente y mides con la yema de sus dedos, y el largo de estos, a fin de abrir el tacto no sólo usar la yema de los dedos, probando con los diversos dedos, al igual que otras partes de tu rostro, como, por ejemplo: entre el párpado y su ojo, entre los ojos y el pómulo, probando si caben sus dedos, cuántos dedos de largo tiene su nariz, en la zona de los labios, mentón, orejas. Vas descubriendo cuanto mides a través de la medida de tu propio cuerpo. Por ejemplo: mi boca mide medio dedo índice.

Materiales: bitácora auditiva o física para registrar.

ejercicio Medir en base al propio cuerpo

“En la naturaleza
eso es lo que
funciona ¿no?,
estar en
comunidad,
estar en
resguardo, estar
en comodidad,
estar siempre
satisfechos de
alguna u otra
forma...la otra
parte: tapar lo
oculto, disimular,
no estar bien, no
estar en la
posición que
queremos...si
una planta no
está cómoda
simplemente no
crece, o se
muere...Todo
esto, tenemos
que pasarlo a
una imagen”

Pedro Miranda

Tomar una rama de la planta. Idealmente la rama más pequeña debe medir 10 o 15 centímetros. Si no es así, cortar desde lo más abajo posible.

Tomar la parte cortada con la mano derecha, poner la base de esa rama sobre la palma izquierda. Hacer círculo con dedo pulgar e índice de la mano derecha, introducir la rama planta por el agujero creado con pulgar e índice. La idea es girar la planta entre los dedos pulgar e índice y calcular su caída, observar la posición en la que queda mejor posicionada. Este ejercicio permite reconocer observando desde el movimiento. También reconocerlo estético desde los síntomas (ej. Lo marchito, la curva de una rama).

Materiales: una planta, unas tijeras, un vaso.

Sugerencia: el ejercicio se debe realizar necesariamente en el mismo lugar donde la planta continuará, ejemplo, si la planta quedará en una sala, realizar el ikebana en esa sala, por cuestión de armonía. La reflexión sobre este ejercicio puede ser guiada por medio del uso de la analogía, proponiendo, por ejemplo: que se haga una interpretación de la situación sociopolítica del país en el que reside a través de las formas de la planta, de este modo podemos hacer un juego en el que reunimos imágenes mentales, sensaciones táctiles e interpretaciones singulares.

ejercicio Ikebana

Hacer un autorretrato, que no se aferre a la comprensión convencional del autorretrato, la idea es representarse a través de ideas, experiencias, deseos u objetos que den cuenta de lo somos hoy, cómo también el rostro o otra parte del cuerpo.

Lo central es experimentar con los materiales y sus posibilidades, probar distintas profundidades, distintos entintados, distintos papeles. Jugar.

  1. Dibujar con el mondadientes sobre la bandeja de plumavit (las personas ciegas se guían con el tacto).
  2. Entintar la superficie con la pintura, puede ser tempera o acrílica.
  3. Poner la hoja de papel y frotar con firmeza
  4. Retirar el papel con cuidado y tendremos nuestro grabado

Materiales: caja de plumavit, mondadientes u otras cosas filudas que tengan en la casa, pintura témpera o acrílica , pincel, papeles de acuarela en distintos gramajes, cartones, opalina, tela o el papel que tenga disponible, puede ser fotocopias o papel en desuso.

ejercicio Autorretrato en grabado

Invitamos a (según la estación del año en que se encuentren) buscar 10 palabras que surjan al momento de contemplar la noche, y 10 palabras al observar la naturaleza de día

Con estas palabras escribir o registrar con audio 3 haikus
¿Qué son los haikus?
Poemas breves de origen japonés con una estructura de 17 sílabas en 3 versos, de 5-7-5.

Ejemplos:

Sola en la cama
Escucho un mosquito
Revoloteando una triste melodía

Hawai Chigetsu (1632-1718)

En el agua
teme a su reflejo
la luciérnaga

Den Sute-jo (1633-1698)

Violeta salvaje.
Incluso antes de florecer
se distingue.

Sono-jo (Shiba Sonome. 1664-1726)

ejercicio Haiku

La propuesta es experimentar con la cámara que tengas a disposición contando anécdotas biográficas en primera persona, utilizando la grabación de imágenes continuas, es decir, sin cortar la grabación sólo poniendo pausa, a fin de tener un trabajo audiovisual que no requiera ediciones posteriores.

Por ejemplo:

grabar un vaso
con jugo de naranja
(pausar la grabación)
moverse hacia el jardín y enfocar un árbol
(grabar el árbol)

El resultado del video será el jugo de naranja y el árbol juntos, como si fuera un montaje en la misma realización audiovisual.

Para llegar a este resultado debes utilizar los botones de pausa y grabar en el celular (u otra tecnología que tengan a disposición), realizando tomas de 4 segundos por plano (para esto debes tener muy claro anteriormente cuáles serán los planos). Mientras grabas se sugiere ir narrando la historia. Se propone la realización de un video de 1 a 3 min.

Materiales: tiempo de contemplación, papel, lápiz o grabadora de sonido.

Sugerencia: quienes no tienen percepción visual, pueden llevar a cabo una imagen sonora, texturas, colores, lo que apoye su expresión e investigación.

ejercicio Video autobiográfico

Se invita a rememorar una de sus fotografías favoritas de la infancia, evocando qué pasa con esas imágenes y sus biografías, profundizando en el recuerdo de manera multisensorial, recordando o imaginando, los olores, las temperaturas, los movimientos, y las emociones.

Se otorga un espacio para narrar esta fotografía como una anécdota y expresar lo que se siente actualmente al momento de evocar la infancia.

Se sugiere unir este ejercicio con el ejercicio 10.

Materiales: una fotografía de la infancia, algún dispositivo para grabar voz.

Sugerencia: quienes no tienen percepción visual, pueden llevar a cabo una imagen sonora, texturas, colores, lo que apoye su expresión e investigación.

ejercicio Fotografía de la infancia

Simular un visor de cámara uniendo cuatro palos o bombillas. A lo largo de una semana explorar con ese visor la posibilidad de captar diversas imágenes en un espacio a su elección, grabaciones que luego serán acompañadas del relato autobiográfico de su fotografía (ejercicio 9).

Todos los días acercarse a los objetos a partir de ese recuadro como “si fueran la cámara” y percibirlos desde diferentes ángulos, explorando las diferentes sensaciones que van emergiendo. En el recuadro, se va a dirigir la mirada y el tacto, para poder expresar la historia que están trabajando.

La invitación es a salir y comenzar a usar el visor desde puntos donde no habían percibido antes, desde el suelo, desde un rincón en altura, etc. Hasta que tengan una idea clara de las imágenes y su potencial secuencia para realizar el montaje que se unirá con un relato en off inspirado en el ejercicio 9.

Materiales: 4 palos de madera o bombillas, ganchos mariposas o cinta adhesiva para sujetar las esquinas del visor, teléfono celular con cámara o cámara. Opción de relato en off inspirado en el ejercicio. Programa de edición para unir ejercicios 9 y 10 o manualmente desde cámara y narrar voz en off.

Sugerencia: quienes no tienen percepción visual, pueden llevar a cabo una imagen sonora, texturas, colores, lo que apoye su expresión e investigación.

ejercicio Encuadre
colectivo otras maneras de mirar
Ministerio de las culturas las artes y el patrimonio proyecto financiado por Fondart Formación 2021
otrasmanerasdemirarcolectivo@gmail.com
+56 9 88428345